Enviado por jes el Sáb, 01/13/2018 - 20:36

Parece ser que la introdujeron los romanos y la siguieron utilizando los árabes.
El nombre Anagyris deriva del griego Anagyros  que significa curvado hacia atrás; lo de Foetida ni que decir tiene. Se utilizó en medicina popular para hinchazones, asma y dolor de cabeza. Pero no es aconsejable su uso para nada por ser una planta tóxica, los alcaloides que contiene son de efectos parecidos al “Curare” el famoso veneno de las fechas de los indio sudamericanos. Es un depresor respitratorio muy potente y puede llegar a producir la muerte por asfixia. Se usaba para envenenar flechas y lanzas. Según recoge la Guía Incafo de Árboles y Arbustos, el botánico Carlos Pau indica que su distribución en España podría responder a restos de antiguos cultivos asociados a castillos y torres almenaras, siempre para actividades guerreras y defensivas. Donde quiera que haya un yacimiento están presentes.

Esta planta contiene los alcaloides anagirina, con propiedades eméticas, y citisina, que actúa como depresor respiratorio (administrado en dosis suficientemente elevadas, produce la muerte). Ha sido utilizado en medicina popular como emético y antiasmático, pero su elevada toxicidad hace totalmente desaconsejable su utilización como remedio casero.

Indicaciones: La mata es purgante, vermífugo. La semilla es laxante y emética.

Image

Tags

flora

40.293863762293, 0.24240732192993

mes-año
nombre científico